NOTICIAS

Caída libre

*

Desde que hace unos días se publicaran los datos de la Encuesta de Población Activa, en los que se confirman los peores augurios (se han sobrepasado los 4.000.000 millones de parados y 1.000.000 de familias tienen todos sus miembros en paro), ya no caben medias tintas ni disimule. La economía en este país está en caída libre y no se prevé de momento la dotación de un paracaidas que pueda frenar el despanzurre al que nos vemos abocados.

El esfuerzo realizado por el gobierno para contener el desempleo se ha rebelado completamente ineficaz. Es cierto que estamos ante una crisis mundial. Pero también es cierto que en otros países europeos la crisis no se ha manifestado con esta destrucción de empleo tan galopante. En Alemania y Polonia, con una recesión importante la tasa de desempleo es del 7,4%, en Holanda del 2,7% de la población activa. En este país superamos el 17%, y en Andalucía el 26 %, la Comunidad Autónoma que mayor aumento de desempleados ha tenido en el último año.

Esta diferencia tan abismal, que ha supuesto que la mitad del desempleo de la Unión Europea en el último año la genere España, puede deberse a la crisis del ladrillo (construcción, inmobiliario y afines), al incremento de la población por la inmigración pero principalmente a la excesiva “segmentación” del mercado laboral español , eufemismo de la UE para referirse a la elevada proporción de “trabajadores temporales involuntarios” (ver enlace al artículo del País).

A estas alturas parece evidente la necesidad de que el gobierno tome medidas estructurales en la economia, no meros parcheos que sólo hacen que alargar la agonía de un sistema que se muestra completamente inválido para dar respuesta a las necesidades de una sociedad moderna y de progreso.

Las medidas adoptadas para intentar salir de esta crisis no han puesto en tela de juicio el fondo de la cuestión: un sistema basado en el beneficio de una élite económica en detrimento de los trabajadores. A pesar de lo que reclame la derecha en este país es muy fácil y barato despedir, incluso siendo el despido improcedente (lo que no está permitido en otros países).

Es necesario que el gobierno intervenga con el objetivo de fomentar una economía productiva que genere un empleo de calidad a base de inversión en educación, formación, investigación y el desarrollo de los servicios sociales. Al tiempo hay que incrementar las medidas de protección social. En otros paises se han desarrollado medidas de protección del empleo como la reducción de las jornadas de trabajo y reducciones temporales en la producción, lo que ha ayudado a proteger el empleo existente. Este es el caso alemán. Parece que en este país estamos plegados de forma en exceso severa a los deseos del capital.

El gobierno debe tomar decisiones que no pueden esperar: el control escrupuloso de las EREs, la fijación de precios mínimos y máximos en los productos agrícolas y ganaderos, la creación de una banca pública basada en la economía real y no especulativa, meter mano al fraude fiscal y a la progresividad del sistema, el apoyo a las PYMES y a los autónomos…, medidas, en definitiva, estructurales que poco tienen que ver con las tomadas por el gobierno. Pero claro, para ello hay que tener criterio y menos miedo a perder el beneplácito de los poderes fácticos.

PARA SABER MÁS:

IU califica de “nefastos y muy preocupantes” los datos de la EPA y exige al gobierno que “impulse la creación de empleo con mayor coordinación y decisión que hasta ahora”:

Un artículo muy recomendable de El País:

*

Sobre alpha

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

*¡Unete a la lista de difusión de Izquierda Unida Baena y recibe todas las novedades ;-)
621042949 >> guarda nuestro número en tu agenda para estar informado*
Powered by