Carta a las mujeres y hombres republicanos baenenses

Amigos y amigas, un año más venimos a visitaros, a daros las gracias por vuestro esfuerzo, por vuestra lucha, a deciros que os recordamos. Lo hacemos en vísperas de unas elecciones aunque algunos dicen que esto no da votos, que te los quita, otros nos dicen trasnochados o antiguos, mientras otros simplemente siguen con su cantinela de que queremos reabrir heridas.

Llevamos ya cuatro décadas sacando la tricolor cada 14 de abril y cantando lo de “España, mañana, será republicana”, y la verdad, no parece que mañana España vaya a ser una república. Y menos una república tricolor, heredera del intento de hace 84 años. Tras desperdiciar el año pasado la mejor bala de que ha dispuesto el movimiento republicano en cuarenta años, hoy Felipe VI es rey y parece haber superado el momento más crítico de la monarquía.

Y sin embargo, hoy estamos más cerca de la república de lo que hemos estado nunca. El número de republicanos va en aumento, y las fuerzas republicanas pueden conseguir más poder institucional del que han disfrutado nunca. No, no nos miréis así, no deliramos. Como diría Lakoff, no pienses en una república, y ya verás como sí.

Obviamente, si en las encuestas preguntamos por la república, el resultado es deprimente. No es una prioridad para la mayoría de los ciudadanos. Pero si preguntamos por valores republicanos, la cosa cambia. Eso sí, sin llamarlos republicanos, el dichoso marco de referencia.

Cada vez hay más ciudadanos partidarios de una democracia con derechos y libertades plenos, sin mordazas ni recortes, con una división de poderes digna de tal nombre, y controles democráticos. Cada vez más preocupados por la desigualdad social y la redistribución de la riqueza, y partidarios de un Estado que no abandone a los vulnerables. Cada vez es más hegemónica la exigencia de justicia y el rechazo a la corrupción. No deja de crecer el número de quienes exigen una educación y una sanidad de calidad y pública. ¿Hace falta que sigamos enumerando valores republicanos que hoy defiende la mayoría?

En cuanto a las fuerzas políticas, los republicanos están más cerca que nunca de gobernar  ayuntamientos y quizás alguna comunidad autónoma. La mayoría evita llamarse republicanos, pero nadie diría que las distintas confluencias municipales son monárquicas ni, por supuesto, lo ha sido nunca Izquierda Unida.

Tenemos más ciudadanos y fuerzas republicanas, pero no solo por eso la república está más cerca: lo está también porque el deterioro del sistema conduce irremediablemente a su reforma, que será más o menos intensa dependiendo de la correlación de fuerzas. Pero incluso en el peor de los casos habrá reforma constitucional más temprano que tarde, y el resultado será más republicano que el actual.

Amigos y amigas, aquí seguimos, esperamos poder venir el año que viene a contaros como van las cosas y aunque nos llaméis ingenuos, pensamos que día a día seguimos avanzando hacia la república, a veces sin nombrarla, es más: quizás lo estamos haciendo ya y ni nos hemos enterado. Mientras tanto seguiremos gritando en vuestro honor:

¡¡Viva la Libertad!!  ¡¡Viva la Democracia!!  ¡¡Viva la República!!

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*