BIO

Antonio David Bazuelo Roldán

Portavoz del Grupo Municipal de IU-LV-CA

Coordinador local de Izquierda Unida Baena desde 2011

Edad: 36 años

Formación: Técnico en Restauración de Madera

Profesión: Trabajador de Cruz Roja

Funciones y otros datos

  • Concejal del Ayuntamiento de Baena desde 2009
  • Coordinador local de Izquierda Unida Baena desde 2011
  • Miembro del Consejo Provincial de IU Córdoba
  • Patrono de la Fundación Centro de Documentación Juan Alfonso de Baena
  • Voluntario de Baena Solidaria
  • Socio de Acamati
  • Socio de la Asociación Cultural Primera Cuadrilla de Hermanos de Jesús

 

ENTREVISTA (Revista Ciudadan@s nº8 – Especial Elecciones Municipales Mayo 2015)

Háblanos en primer lugar de tu infancia en Baena, de tus años en la escuela, qué cosas te gustaban, qué David eras por aquella época. Cómo fue tu infancia y juventud en el pueblo.

He tenido una infancia muy feliz, ahora dirían que era un niño inquieto, la verdad es que era más malo que un rajón. Estudié en Valverde y Perales, las tardes las pasábamos jugando en la calle con amigos. En cambio los veranos eran fuera de Baena, con los abuelos ayudando en las ferias. Conocer otros lugares, otras personas y otras costumbres siempre ha estado presente en mi vida.

Luego vino tu época universitaria creo que en Granada, una ciudad muy atractiva para un joven universitario.

Fue una época maravillosa en la que se abrió ante mí el mundo de la cultura y la política, necesitaría muchos folios para describir lo que supuso en mi vida la universidad, el paso por la escuela de restauración o mi beca en Florencia. Todo ha ido sumando, lo bueno y lo malo, para ser quien soy hoy.

Háblanos del trabajo que actualmente llevas a cabo en Cruz Roja ¿Cómo lo compaginas con la política?

Desde 2008 soy Ordenanza en el Centro de Inmigrantes, trabajo en contacto directo con ellos, es duro y gratificante a la vez. Compaginarlo con la política, resulta difícil. Al igual que durante todo el año, en esta campaña tengo que atender mi trabajo. Afortunadamente pude adelantar algunos turnos a los compañeros en meses anteriores, que me los devuelven estos días y me permite dedicar más tiempo a trabajar en política.

Llevas ya dos corporaciones como concejal de IU. Supongo que a día de hoy tendrás una perspectiva diferente de Baena y de su ayuntamiento de la que tenías cuando accediste por primera vez a la Corporación con 29 Años.

Absolutamente. Durante mis primeros plenos no entendía cómo se podía mentir de esa manera al pueblo, resultaba imposible el debate y no podía evitar la impotencia y el malestar de la rabia contenida. La segunda corporación ha sido diferente. Hemos tenido más diálogo, debate y conocimiento de los asuntos de Baena, aunque hay quien no ha abandonado aún las prácticas aprendidas anteriormente:  clientelismo y uso de la administración pública desde un punto de vista partidista. Estos años de experiencia como concejal me han ayudado también a comprender la estructura del Ayuntamiento y a ser consciente de los cambios que necesita.

En el debate* con los demás candidatos a la alcaldía argumentabas que ante la crisis del modelo tradicional de economía en torno al olivar, el actual gobierno no tiene un modelo alternativo para este pueblo. “Baena se desangra y el gobierno municipal es incapaz de parar la hemorragia”. Si esto que afirmas es así, la situación es muy grave.

Hace años que el PSOE abandonó el olivar, lo hizo al vender ABASA a un grupo italiano, se dejó de lado el envasado, la promoción y creación de nuevos circuitos de venta. Se han dedicado a realizar galas carísimas de dudosa utilidad en vez de apostar por el sector secundario y terciario. Lo dije también en mi presentación como candidato: empresas de cartonaje, embalaje, etiquetado, cosmética, la promoción de la comercialización de nuestros productos…. es fundamental que toda la riqueza asociada al olivar se quede en Baena. Si a esto sumamos el abandono de las huertas, del sector artesanal -casi desaparecido- y el escaso apoyo al comercio tradicional, el cóctel es casi mortal de necesidad. Máxime cuando la fórmula tradicional de vida de mucha gente, jornaleros eventuales, va tocando a su fin con la extinción del régimen agrario de la Seguridad Social. Las próximas generaciones de baenenses, aunque quisieran, difícilmente van a poder seguir viviendo como sus padres. Y menos aún si son mujeres.

Pero si IU tuviera la responsabilidad de gobierno, ¿tiene concebido un plan para sacar a Baena de la evidente crisis que atraviesa?

Estos próximos cuatro años nos toca “limpiar la era” -hay que pagar casi 6 millones de euros de deuda- y sentar esas bases de futuro para Baena. Adecuar la estructura del ayuntamiento a las necesidades actuales, apostar por la formación, puesta en valor de nuestro casco histórico, apoyo a la creación de economía social y convertir la cultura en un motor de desarrollo son algunas de nuestras propuestas. Todo ello dentro de un Plan de Desarrollo, que en la actualidad no existe, donde todas y todos tenemos mucho que decir: empresarios, comerciantes, colectivos sociales y culturales, vecinas y vecinos …. Si queremos ganar un futuro para Baena tendremos que arrimar el hombro todas y todos.

Vuestra campaña ha sido innovadora, ¿Qué habéis querido transmitir con ella?

Nuestro talante y forma de ver las cosas, esa necesidad de cambio, innovación y compromiso fundamental para nuestro pueblo. Hemos recibido felicitaciones por la campaña que estamos realizando, fruto del trabajo colectivo de nuestro compañero y futuro concejal Sergio Guijarro y el área de comunicación. Pero nuestra campaña no solo es novedosa, además va a ser más económica y sostenible que las campañas tradicionales del resto de partidos, en las que hay que se despilfarra mucho material.

Por último, ¿Nos puedes avanzar las primeras medidas, así como las líneas maestras del gobierno municipal si IU obtuviera la Alcaldía?

Si el 24 de Mayo las vecinas y vecinos de Baena y Albendín deciden que sea Izquierda Unida quien gobierne, lo primero será realizar un diagnóstico preciso de la situación municipal. Expondré a todos los concejales de la corporación nuestras propuestas y un plan de trabajo global, buscando el mayor número de complicidades para los objetivos que compartimos. Creo que eso es muy necesario. La modernización del Ayuntamiento y activar y reorganizar los planes de empleo son también prioridades de primer minuto. Buscamos mayor equidad. El Ayuntamiento es la mayor empresa de Baena y hay que hacer productivo ese dinero público buscando el bienestar de todos y todas.

ENTREVISTA (Revista Ciudadan@s nº6 – Diciembre 2014)

¿Quién es David Bazuelo?

Soy hijo de Antonio y Nina, dos comerciantes que no solo apostaron por su pueblo sino que además lo hicieron por su barrio. Soy un baenense que tras estar muchos años fuera decidió que quería hacer su vida en Baena, pero que para ello era necesario implicarse y cambiar las cosas.

¿Cómo compaginas familia y política?

Es difícil, pero no sería posible sin el esfuerzo de mis padres y hermanos, que asumen buena parte de mis obligaciones en casa, llegando incluso a adaptar las horas de las comidas para que podamos estar todos juntos. Además es fundamental el apoyo de mi segunda familia, mi pareja y mis amigos, que siempre están ahí cuando acudo a ellos.

Tu actual trabajo en el Centro de Inmigrantes, ¿qué te aporta personalmente?

Vivir el día a día con aquellos que no tienen nada, personas que dejaron todo en su búsqueda del paraíso y que acabaron encontrando una dura realidad mucho más parecida al infierno. Esto supone vivir momentos duros, pero quedan de sobra compensados con el cariño que se recibe y la satisfacción de haber aportado algo para que estas personas inicien su camino hacia un futuro mejor.

¿Cuándo y por qué decides implicarte en la política?

Mi acercamiento a la política comienza en la universidad, como representante de los estudiantes de la Residencia Municipal Fernando de los Ríos. Gracias a ello tuve la oportunidad de formar parte del Patronato Municipal, llevando las propuestas de mis compañeros y compañeras al Ayuntamiento de Granada. Fue también en este momento cuando inicié mi acercamiento a Izquierda Unida por culpa de Manolo y Lola, los dos concejales de IU en el Ayuntamiento de Granada, que fueron los únicos en acercarse periódicamente a nuestra residencia, preocupándose y haciendo suyas nuestras propuestas y reivindicaciones.

¿Por qué Izquierda Unida?

Son la suma de diversos factores los que me llevan a militar en Izquierda Unida. Por un lado la experiencia política vivida en Granada y las inquietudes que se despertaron en mí debido a los conocimientos adquiridos en la facultad. Me fascinaron desde el principio las historias de los derrotados, eso a lo que hoy llamamos Memoria Histórica. Por otro lado influyó mi entorno más cercano, encabezado por mis padres y sus amigos, las historias entorno al Club Junip, anécdotas sobre las reuniones “ilegales” de la HOAC en casa de mi bisabuela, mi cercanía a personas que ya militaban en IU… sin duda el caldo de cultivo estaba ya preparado.

¿Cómo has llevado tu labor de coordinación local hasta el momento?

Con ilusión y dificultad a partes iguales. Inicié mi labor de coordinador en un momento de renovación profunda de la organización, donde antiguos militantes daban un paso atrás propiciando así la creación de un grupo neófito en muchas cuestiones, pero apoyado por la experiencia de muchos de ellos. El objetivo siempre estuvo claro, diferenciar la labor del grupo municipal y de la asamblea local, llevando a los hechos una premisa presente en IU desde su fundación, “un pie en las instituciones y otro pie en la calle”. Modestamente creo que hemos avanzado bastante: la recuperación del Rincón Cubano, el convenio cultural con Atrapasueños, reivindicaciones en colaboración con otras organizaciones políticas y sociales de Baena, diferentes campañas de sensibilización y una apuesta decidida por los presupuestos participativos. Aún queda un gran trabajo que realizar, por suerte, la ilusión sigue intacta.

¿Cómo ves Baena hoy?

¿Sin paños calientes? Muriéndose. Creo que hemos traspasado todas las líneas rojas; endeudamiento del Ayuntamiento, descenso alarmante de la población, incremento de la desigualdad social, desarticulación de nuestra estructura comercial, desaparición de la artesanía local, una apuesta excesiva por el monocultivo que nos lleva a depender en exceso de lo buena o mala que sea la cosecha de la aceituna, una apuesta turística que vende más humo que realidad al no concretarse a qué tipo de turismo queremos atraer (¿de masas o de calidad?). Pese a todo, me niego a pensar que entre todos y todas no podamos solucionar muchas de estas cosas. Me niego a pensar que Baena y Albendín no puedan progresar como lo están haciendo muchos de los pueblos de nuestro entorno. Por eso nuestra primera labor como pueblo debe ser recuperar la confianza y la ilusión en nosotros mismos.

¿Qué supone para ti encabezar la lista de Izquierda Unida en Baena?

En primer lugar una gran responsabilidad, IU es una fuerza esencialmente municipalista que ha tenido grandes candidatos y candidatas al igual que dispone actualmente de un equipo humano ilusionado, formado y entregado, dispuesto a conseguir un cambio real en Baena. Ser el referente de todas ellas y ellos me obliga a sacar lo mejor de mí. Precisamente por ello, supone también un inmenso orgullo contar con la confianza de tantas personas.

Tu primera medida cuando seas alcalde

El Ayuntamiento de Baena no precisa de una sola medida, sino de varias relacionadas entre si y con un objetivo común, transparencia en la gestión. Mostrar al pueblo la situación real del Ayuntamiento, dar prioridad a la participación ciudadana y al control tanto de los gastos como del trabajo que realizan los concejales del equipo de gobierno y de la oposición.

EN BREVE

Un lugar de Baena. Mi barrio, la Almedina.

Un lugar de Andalucía. Las Alpujarras, tanto granaínas como almerienses.

Una palabra que te guste. Solidaridad.

Un personaje histórico. Permíteme dos, Jesucristo y Che Guevara.

Tus referentes políticos. Julio Anguita provocó mi despertar político y hoy Alberto Garzón es mi ejemplo a seguir.

Un libro. Las afinidades electivas, de Goethe.

Tu grupo de música. Imposible quedarme con uno: Ismael Serrano, Extremoduro, Fuel Fandango …

Una película. Igual de complicado, me quedaría con La lengua de las mariposas, Apocalipsis Now o La vida es bella entre otras muchas, pero también el cine más actual.

Tus aficiones. Sinceramente, desde que estoy en política no tengo tiempo para disfrutarlas pero mi oficio y afición es la restauración de madera.

Tu deporte. Bicicleta de montaña y natación.

Una frase. Estoy dispuesto a sentarme con mis hijos y decirles que fuimos derrotados, pero no podría mirar a mis hijos a los ojos y decirles que ellos viven así porque yo no me animé a luchar.